Génesis

En el año 2009, cuando nuestro hijo Andrés comenzaba a comer sus primeros alimentos sólidos con glotonería, mi esposa, estando en nuestra antigua pastelería de Las Mercedes, quiso consentirlo con un ponquecito de chocolate. Mientras le desataba la cinta delicadamente atada de su transparente empaque, hizo una pausa en la conversación que teníamos y me pregunta casi banalmente: “este ponquecito no tiene grasas chimbas, ¿verdad?”. Esta interrogante me obligó a cuestionarme, on the spot, como buen padre, inescapablemente, si la calidad de nuestros productos, más allá de su sabor, era apta para la alimentación de nuestro primogénito. Al responderle, avergonzado, “mejor no se lo des”, ella me replicó maternalmente “si no estamos dispuestos a dárselo a nuestro hijo, no deberíamos estar dispuestos a venderlos para que otra madre, confiando en nosotros, se lo dé a su hijo.”

Sin pensarlo mucho, recogimos ese ponquecito (y el resto que quedaba en la cesta) y nos pusimos a trabajar para crear la primera pastelería en Caracas 100% libre de grasas trans. Ya teníamos un portafolio de productos que a nuestro publico le encantaba, así que la tarea de reconversión, si bien era titánica por lo especializada y extensa, presentaba un camino muy motivante: ¿que tal si nuestras tortas suben al tope de la escalera pastelera al emplear ingredientes naturales en nuestras recetas tradicionales? Poco más de un año después de ese día decisivo, nos sentimos orgullosos, felices y esperanzados. Nuestras antiguas pastelerías comenzaron a vivir un renacer no esperado para un negocio con más de 20 años de vida. Nuestra coffeecake, sobre todo, se había vuelto un nuevo emblema en Caracas.

Como escuché una vez de mi abuelo, debíamos soltar peso para poder volar, así que vendimos nuestra participación en las otras pastelerías y fundamos Franca, con el fin de darle un hogar propio a esta bella iniciativa y, además, especializarnos en la coffeecake. Nos hacemos más pequeños para garantizar mejor calidad. Por esta razón, desde Marzo 2011, nuestra antigua pastelería de Las Mercedes pasó a usar este rótulo, así como la que abrimos ese mismo año en Los Naranjos del Cafetal (C.C. Galerías Los Naranjos).

En Franca no empleamos manteca vegetal, manteca animal, margarina, queso crema, lardo, cremas industrializadas ni ninguna grasa trans encubierta. Así mismo, nos deshicimos de colorantes, saborizantes y endulzantes artificiales. En vez de eso, usamos mantequilla natural, yogur hecho por nosotros, crema de yogur, aceite de oliva, aceites vegetales, chocolate puro, huevos naturales, papelón, miel, vainilla en rama, masas fermentadas al estilo antiguo y muchos frutos secos.

Ah, y el agua no la cobramos. La regalamos.

Esperamos que una vez que vengas no te quieras ir.